Utilizamos cookies para facilitarle la navegación a través de nuestro sitio web. Si pulsa en “continuar” o si continúa navegando a través de nuestra web, usted acepta el uso de dichas cookies. Puede modificar la configuración de las cookies en cualquier momento. Más información
 

Proceso

PROCESO

El proceso creativo comienza con una idea visual que se articula más tarde en una descripción verbal grabada. A partir de ahí, el artista emprende la recopilación de materiales y el trabajo de investigación que conduce a la gestación de los primeros bocetos y diagramas.

Viene después la materialización de la obra, su encarnación en el espacio y en el tiempo. Esta parte del proceso es la más larga, si no la más arriesgada. Una vez concluida esta fase, se inicia el diálogo silencioso entre la obra y el público, que el artista denomina su testado. El artista registra y analiza las reacciones de los espectadores y transforma la obra en función de su respuesta hasta producir «la obra definitiva», un artefacto en perpetua transformación que refleja ese bucle interactivo entre el creador y los receptores.